domingo, 26 de febrero de 2017

Las 5 visitas obligadas en el primer viaje a París

Reducir los lugares que ver en París a cinco es poco menos que imposible, además de un sacrilegio, pero si vamos a París por vez primera no deberíamos perdernos, por lo menos, lo siguiente:


1.- Subir a la Torre Eiffel


Es difícil concebir una visita a París sin visitar la Torre Eiffel, ver la vamos a ver desde cualquier lugar, pero no debemos dejar de acercarnos y además subir a lo alto. Incluso aquellas personas que tengan vértigo y puedan pensárselo dos veces no deberían de perderse la vista que nos ofrece de la Ciudad de la Luz, de sus tejados, del Sena y Trocadero. Recomendaría también hacerlo, sobre todo en el buen tiempo, a última hora de la tarde, tal vez ya anocheciendo para poder disfrutar de París también de noche.

2.- Visitar el Louvre y el Museo de Orsay


Estos dos museos ofrecen una increíble muestra de la historia del arte. Además, el Louvre, por su inmensa amplitud y fantástico edificio, ya merece la pena y desde luego por lo que alberga en su interior, más todavía. Es impensable el verlo entero, incluso si disponemos de varios días, así que mi consejo es elegir las obras que queramos ver y dejarnos llevar. El museo de Orsay es más pequeño, pero tampoco podemos intentar verlo en un solo día. Alberga una colección importantísima de obras impresionistas.

3.- El arco de Triunfo y los Campos Elíseos


El paseo desde El Arco de Triunfo por los “Champs Elysées” hasta la plaza de la Concorde merece la pena. Podemos empezar subiendo al Arco de Triunfo y desde allí admirar París y después disponernos a dar un paseo un poco largo pero tremendamente agradable, sobre todo para los amantes de las tiendas si deciden bajar por el lado izquierdo.

4.- Paseo por las Catedrales


Las dos mas conocidas son El Sacre Coeur, en la cima de Montmartre y Notre Dame en las isla de la Cité, cualquiera de las dos puede ser una buena opción, pero con poco tiempo posiblemente Notre Dame será una mejor opción ya que le permita pasear también por los alrededores, muy cerca está el Barrio Latino, realmente sorprendentes.

5.- Perderse por París


Cualquier ciudad que visitemos hemos de dejar al menos tres horas para perdernos por sus calles y captar su esencia, esto en París es aún, mas recomendable. Admirar el ambiente parisino, sus puestos de flores, las tiendas de chocolate, las tiendas de productos típicos, sus plazas, sus gente, etc.

Resulta muy agradable, sobre todo en el buen tiempo, un paseo por cualquiera de las orillas del Sena o en los Bateaux Mouches, hay incluso barcos que hacen recorridos por el río.

Sin duda nos marcharemos de la ciudad con un recuerdo inolvidable y deseando volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario